lunes, 26 de septiembre de 2016

Espín


Saldrás por las ventanas de edificios marrones
La luz será divina, la llama azul de fuego
La compañía absoluta de tu ser en su eje
Te hará amistoso y firme

No tendrás que pensar por dónde es que se sale
Algas y noctilucas marcarán tu camino
Tendrás sueños posibles y lugares alegres
Movimientos danzantes, sonidos ascendentes

El aire será calmo bajo la luna nueva
El instante absoluto,  de confianza certera,
Pero es muy necesario que aprehendas la prudencia
Sobre todo en momentos de máximas presiones

Al final, el comienzo siempre se hace presente

Es cíclico y dinámico, solo hay que estar alerta.